Viajar a Asturias con niños – parte 1 de 2

Hace unos días que regresamos de nuestras vacaciones en Asturias y sé que algunos viajáis dentro de poco para allá, así que quiero dejaros por aquí los sitios que hemos visitado y cómo nos ha ido a nosotros el viaje con nuestro pequeño Tití de casi 3 años.

Si aún no habéis pensado en vuestro destino de vacaciones os invito también a que os quedéis leyendo esta entrada porque seguro que os va a gustar lo que vais a ver  😉 

Deciros que vivimos en la otra punta de España, por lo que la ida la hicimos en varios días parando en Salamanca, ciudad que le encantó a Tití y que más adelante os enseñaré también por aquí.

Dividimos el viaje en dos etapas, primero nos alojamos por 4 días en Gijón para después irnos a Corao (cerquita de Cangas de Onís) por otros 4 días.

Durante nuestro viaje intentamos, en la medida de lo posible, coger el coche por las mañanas para visitar los alrededores de cada zona y por las tardes disfrutar de la ciudad/pueblo en el que nos encontrábamos.

Por cierto, las carreteras de Asturias son muy buenas, incluso cuando hemos ido a zonas más escondidas, daba gusto conducir por allí.

El tiempo en Asturias es algo cambiante, puede llover de repente o no llegar a llover aunque internet te diga lo contrario, así que por si las moscas llevábamos siempre paraguas, impermeables y chaquetas por si refrescaba. Aún así en julio tuvimos muy buen tiempo, mejor del que nos esperábamos.

Algo que también llevábamos siempre en el coche era la mochila para portear a Tití, en esta ocasión utilizamos un Mei Tai de Quekuki que resultó ser lo más cómodo que he probado por ahora para niños más grandecitos, ya os hablaré de ello más adelante.

No os voy a detallar lo que hicimos día por día, pues por mucho que intentéis planificar el viaje, ya sabéis que cuando se viaja con niños es difícil ir con un plan cerrado, pero si os daré ideas de lugares que visitar, dónde comer y encontrar parques infantiles.

PRIMERA ETAPA

Si os alojáis en Gijón os puede servir de punto neurálgico para conocer la zona central de Asturias, estando allí visitamos: Cudillero, Cabo de Peñas, Museo Jurásico de Asturias, Oviedo y, naturalmente, Gijón.

CUDILLERO y CABO DE PEÑAS

Cudillero es un pueblo precioso y pintoresco que se encuentra en la costa, de casitas de colores, nos transporta por un momento a Italia por su parecido a Cinque Terre. Pasear por sus calles, por el puerto y tomar un café en alguna de sus terrazas te parará el tiempo.

Lo mejor de todo es que si bajáis hasta el puerto, encontraréis una zona amplia de aparcamiento gratuito, muy cómodo para ir con los peques.

Teníamos la intención de ir a la playa del Aguilar, queda en la misma zona, pero el tiempo no nos invitaba a bañarnos, así que preferimos acercarnos al cabo que más me he estudiado en mi infancia y que siempre caía en los exámenes, el Cabo de Peñas.

En el Cabo de Peñas disfrutamos de unas preciosas vistas, del viento (hace fresquito, id abrigados) y de las vacas, Tití lo pasó muy bien allí.

MUJA – MUSEO JURÁSICO DE ASTURIAS

Aquí teníamos que ir si o si, ¿a que niño no le gustan los dinosaurios? Pues Tití no iba a ser una excepción.

Dio la casualidad que fuimos un miércoles y la entrada es gratuita ese día, así que si vais ese día, tened cuidado que abre a las 10.30h y como no llegues temprano te encuentras con una cola enorme.

Si os soy sincera, Tití disfrutó más con los dinosaurios que están fuera, con la exposición “Cuando la tierra tiembla” y con el gigante parque infantil que tienen fuera que visitando el propio museo, pero es de entender, con 2 años, que más le vamos a pedir, leíamos lo que podíamos y a correr tras él  😆 

Cuando salimos nos apetecía ir a comer y pasear por Lastres, uno de los pueblos más bonitos de España, y visitar las huellas de dinosaurios que hay en la playa La Griega, pero Tití se quedó dormido, así que nos volvimos a Gijón.

OVIEDO y MONTE NARANCO

Una mañana nos fuimos a visitar los vestigios del prerrománico asturiano que se encuentran en la ladera de Monte Naranco, Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, están cerquita de la capital y pueden visitarse fácilmente. 

Después nos fuimos al centro de Oviedo, aparcamos en el parking La Escandalera, muy bien situado y económico.  Allí dimos un paseo por el centro observando las numerosas esculturas que posee y visitamos el Campo de San Francisco, precioso parque al que estaba deseando ir para fotografiar a mi pequeño Tití con mi pequeña Mafalda ❤

Os puedo recomendar el Restaurante Tierra Astur, se encuentra en la calle Gascona, a 5 minutos andando desde el Campo de San Francisco. Decorado de una forma muy original, sirven unos platos enormes con una gran calidad en los productos y el servicio. Dispone de menú para niños y les dan a los peques una libreta para colorear y que estén entretenidos. Nos encantó a los tres, sobretodo a Tití ver como escanciaban la sidra y se manchaba el suelo  😀 

GIJÓN

Por las tardes, durante esta etapa, decidimos dejar el coche aparcado y visitar la ciudad de Gijón.

Estuvimos alojados en el Hotel Central, es un hotel con encanto muy bien situado para visitar el centro dando un paseo con Tití en el carrito, camas súper cómodas, parking cercano, pero lo mejor de todo era tener un parque infantil en la misma puerta. 

Nos sorprendió Gijón por la cantidad de parques infantiles que encontramos, paseando llegamos al de los Jardines de Begoña y también al gigante que está en el Parque Isabel la Católica, a éste tenéis que ir si o si, nosotros aprovechamos y fuimos paseando por el paseo marítimo para llegar a el.

En Gijón paseamos mucho, por el puerto deportivo, por Cimadevilla hasta llegar a la escultura de Chillida Elogio al Horizonte, por la Plaza Mayor, visitamos las Termas Romanas e incluso llegamos a jugar un ratito en la playa de San Lorenzo… hasta que se puso a llover, por suerte fue poca cosa y nos permitió seguir paseando.

Por si el tiempo empeoraba esos días, teníamos un As guardado bajo la manga, visitar el Acuario de Gijón.

De Gijón os puedo decir el Restaurante El Quintocomimos muy bien allí, si os gusta la comida con un toque oriental os lo recomiendo, tienen menú a muy buen precio y para Tití la opción de medio menú. El arroz y el pollo le encantaron.

Esto es todo por ahora, en la próxima entrada os contaré nuestra segunda parte del viaje a Asturias, donde visitamos la zona oriental, podéis seguir leyendo AQUÍ.

Espero que la estéis disfrutando y si tenéis alguna duda dejarme un comentario y os contesto sobre la marcha.

¡Un saludo a todos papás y mamás viajeros que me leéis!

 

Si te gustó... ¡Comparte! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

1 comentario

  1. […] En la anterior entrada os dejé algunos consejos, anécdotas y lugares que visitamos en nuestra primera etapa del viaje, la zona central de Asturias, si no lo visteis os aconsejo que comencéis a leer por AQUÍ […]

Deja un comentario