Viajar a Asturias con niños – parte 2 de 2

En la anterior entrada os dejé algunos consejos, anécdotas y lugares que visitamos en nuestra primera etapa del viaje, la zona central de Asturias, si no lo visteis os aconsejo que comencéis a leer por AQUÍ

Ahora os voy a contar cómo nos fue en nuestra segunda etapa del viaje, donde visitamos la zona oriental de Asturias, donde el verde de sus paisajes nos conquistó el corazón 

SEGUNDA ETAPA

Decidimos alojarnos lo más cerca posible de Cangas de Onís, en Corao, y nos vino genial para visitar Covadonga, los Picos de Europa, Llanes y como no, Cangas de Onís.

Además aprovechamos el viaje de Gijón a Corao para realizar algunas paradas y visitar lugares que nos pillaban de camino: la Cuevona de Cuevas del Agua, los Bufones de Pría y la playa de Gulpiyuri.

CUEVAS DEL AGUA, BUFONES DE PRÍA y GULPIYURI

Estos tres lugares los conocí gracias a la página de facebook de Turismo de Asturias, son zonas menos turísticas, escondidas, pero preciosas y que os aconsejo que no dejéis de visitar con vuestros peques, son verdaderos espectáculos de la naturaleza.

Cuevas del Agua se encuentra cerca de Ribadesella, a unos 15 minutos. Es un pueblo pequeñito y pintoresco, donde pudimos disfrutar de la arquitectura característica de Asturias, vimos por primera vez un hórreo, construcción que le encantó a Tití, pues decía que era la casa del cerdito mediano, así que tenía que tener cuidado con el lobo!  

Pero el motivo principal de nuestra visita era otro… Sólo se puede acceder al pueblo desde un único acceso, y es atravesando La Cuevona de Cuevas del Agua, una cavidad natural de 300 metros con formaciones calcáreas, estalactitas y estalagmitas. Si bien puede atravesarse en coche, os aconsejamos ir tempranito y aparcar antes de la entrada a la cueva para disfrutar de un paseo peculiar por ella. ¿Lo mejor para Tití? Al terminar el camino hay un parque infantil  

Tras nuestro paseo decidimos ir a visitar Ribadesella pero Tití volvió a quedarse dormido, así que seguimos nuestro camino. Si paráis en Ribadesella, os aconsejo visitar la Cueva de Arte Rupestre Tito Bustillo, eso sí, para visitantes mayores de 7 años, ya tenemos escusa para volver 

¿Conocéis los bufones

Son los sonidos y chorros de agua que se producen en la costa acantilada al chocar la fuerza del mar contra las grietas y chimeneas creadas en la roca. Según Tití, los bufones son volcanes de agua 

Los más famosos son los Bufones de Pría, así que allí nos fuimos, pero no tuvimos mucha suerte ya que teníamos muy buen tiempo y el mar estaba calmado, a cambio pudimos disfrutar de un bonito paseo, del paisaje espectacular, de las vistas de la costa y de la playa de Guadamia

En esta segunda parte del viaje hicimos buen uso del Mei Tai de Quekuki que llevábamos para portear a Tití, al ser paseos más largos por caminos con los que con el carrito es imposible acceder, el Mei Tai fue nuestro gran aliado. Y como os dije en la entrada anterior, lo más cómodo con lo que he porteado a Tití por ahora.

Seguimos el camino hasta llegar a la Playa de Gulpiyuri.

Gulpiyuri es una pequeñísima playa de mar pero situada tierra adentro, el agua accede a ella a través de unos túneles situados en el acantilado, creando este peculiar lugar. Hay que tener en cuenta el estado de las mareas para visitarla cuando esté alta. Es un paisaje protegido y fue declarada monumento natural, así que tenéis razones de más para visitarla 

LLANES

Resulta que al llegar a Llanes pudimos comprobar que ¡estaban de fiesta! Nos informaron muy bien en la oficina de turismo, nos dieron un plano y un programa de las fiestas de Santa Mª Magdalena, dando la casualidad de que tenían montado justo ese día unos castillos hinchables en en centro del pueblo, para disfrute de Tití 

Paseamos por el puerto, por el casco antiguo y disfrutamos de las fiestas. El casco antiguo de Llanes es precioso, medieval, está declarado conjunto histórico-artístico y se puede leer en sus calles, un poema precioso en forja, que te invita a seguir paseando. Además encontramos patrimonio indiano de inspiración modernista, como el Casino de Llanes entre otros. En el plano que nos dieron en la oficina de turismo vienen indicados los emplazamientos de películas y series grabadas en esta preciosa ciudad.

Me llamó la atención ver a varias personas por la calle paseando con unos conos de helado enormes… Así que cual abejita en busca de miel, seguí el camino y llegué hasta la heladería Regma, una heladería artesana que sirve unos conos sencillos ENORMES. Dignos de ver, dignos de probar 

Cerca de Llanes podéis disfrutar de la preciosa playa de Toró, nosotros la dejamos para la próxima visita.

COVADONGA Y PICOS DE EUROPA

Aprovechamos una mañana para salir tempranito a visitar Covadonga y los Picos de Europa. El tiempo no nos acompañaba demasiado, había niebla, así que no sabíamos si podríamos subir a los Lagos de Covadonga, desde el hotel no nos aconsejaban subir pues no veríamos nada. 

Como era el único día que disponíamos para subir, nos aventuramos a visitar Covadonga, entramos en el Santuario para ver a la Virgencita de la cueva, en la Parroquia, volvimos a ver una estatua del Rey Pelayo, subimos a ver la Campana y dimos un paseo por los jardines contemplando las preciosas vistas del lugar.

Todo esto actualizando a ratitos la página http://el oriente.es/ en la que encontraréis una webcam enfocada al lago Enol que se actualiza cada 5 minutos. Al principio se veía una nube, luego niebla, luego algo de agua,.. Así hasta que a las 11:30h vimos rayos de sol reflejarse en el lago!  

Durante la temporada estival, para subir a los Picos de Europa debe utilizarse transporte público, ya sea el autobús o el taxi. Teníamos intención de utilizar el autobús, tienen 4 zonas de aparcamiento antes de llegar a Covadonga, pero como fuimos tempranito y encontramos aparcamiento fácilmente al lado del Santuario (y de los taxis) pues subimos en taxi 

La subida y la bajada en taxi son algo más de 30 minutos, van explicándote todo lo que encontramos a nuestro alrededor y una vez arriba, te esperan 45-50 minutos. Si, lo sé, es poco tiempo, nos hubiese gustado ir en autobús y poder hacer un picnic arriba, pero teniendo en cuenta que a las 13:30h come el monito y que el día no estaba para picnics, ir en taxi era nuestra mejor opción. 10€ cada uno.

En los Picos de Europa pudimos ver el lago Ercina, sentir la naturaleza en su máximo esplendor, disfrutar del precioso paisaje y llevarnos unas preciosas fotos de recuerdo, sin lugar a dudas, fue una visita corta pero intensa. También disfrutamos acercándonos a las vacas, viéndolas comer tranquilamente ante nosotros. Fuimos hasta el Mirador de La Picota para llegar hasta el lago Enol. Al llegar al mirador nos metimos en una nube. Literal. Así que declinamos la idea y vimos las Minas de Buferrera.

Salimos de Covadonga para almorzar en la Sidrería Los Ramos, nos habían hablado muy bien de este restaurante y no es para menos, probamos el menú por 15€, lo que más nos gustó: Verdines a la Marinera (que también se comió un buen plato Tití) y el solomillo al Pedro Jimenez.

CANGAS DE ONIS

Dejamos la visita a Cangas de Onís para el domingo, su mercado dominical es el más auténtico de la comarca oriental de Asturias. Es pequeñito, pero precioso, tiene un encanto natural, una zona con puestos de ropa, y más adentro, productos de la tierra: quesos, embutidos, alubias,… Allí pude encontrar también las típicas madreñas que tenía mucha ilusión por traerme  

Por suerte para Tití, nada más aparcar nos encontramos con un parque infantil y más adelante con otro, que nos vino genial para que Mamá pudiera ver en profundidad el mercado.

Comimos en el centro en la Sidrería Casa Hevia un menú por 12€ con fabada y pollo en salsa muy bueno y pudimos pedir medio menú para Tití con espaguetis. Los postres también riquísimos.

Después de comer fuimos a ver el Puente Romano de Cangas de Onís, Tití volvió a disfrutar escalando por las piedras que hay justo debajo, luego en la vera del río Sella jugó a tirar piedras en el río con Papá e inventar historias de romanos. Mamá aprovechó para meter los piececillos en el agua, que sensación más relajante la de los cantos rodados y el agua en los pies 

CORAO

Como os decía al principio, en esta etapa nos quedamos cerca de Cangas de Onís en Corao, un pueblecito pequeño y precioso, con unos vecinos amables que nos permitieron disfrutar de sus animales: Vacas, ovejas, gallinas y gatos animaron las tardes de Tití y nos unieron aún más con la naturaleza. Ah! Y con un parque infantil 

En Corao estuvimos alojados en el Hotel Rural Entremontespreciosamente decorado, con habitaciones amplias, vistas preciosas y unos desayunos espectaculares con mermeladas y bizcochos caseros a diarios. Aquí debo mencionaros la excepcional atención que nos brindaron Sonia y Susana, encargadas del establecimiento, no hemos recibido un trato igual en ninguno de los hoteles que hemos visitado por ahora, tan familiar, tan hogareño. Sin lugar a dudas, el mejor hotel en el que nos hemos alojado por ahora. Gracias chicas, ¡sois geniales!

Con tristeza os digo que aquí terminó nuestro viaje a Asturias, pero sus paisajes y su historia siempre quedarán guardados en nuestra memoria.

En el camino de vuelta paramos a visitar Mérida, ya sabéis que a Tití le encantan las historias de romanos, así que en otra ocasión os hablaré de ella.

Pocos días después de nuestro regreso, encargamos el mejor recuerdo que nos hemos llevado de Asturias, la sonrisa de Tití disfrutando cada día de nuestro viaje:

Como ya hicimos con el Álbum de fotos de su primer añito, lo solicitamos a través de Saal Digital y el resultado es fantástico. Escogimos un cuadro personalizado en panel de PVC de 60x90cm y 10cm de grosor. 

Qué bien va a quedar con las madreñas decorando nuestro salón, ¡recordándonos la mejor experiencia de nuestras vidas! 

Espero que os haya gustado nuestra experiencia y os ayude a planificar vuestro viaje.

Un saludo!

Si te gustó... ¡Comparte! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

1 comentario

  1. […] Esto es todo por ahora, en la próxima entrada os contaré nuestra segunda parte del viaje a Asturias, donde visitamos la zona oriental, podéis seguir leyendo AQUÍ. […]

Deja un comentario