Visita a la Reserva del Castillo de las Guardas con bebé

La semana pasada visitamos la reserva de animales del Castillo de las Guardas en Sevilla, en un primer momento pensábamos que quizás Tití, con sólo 18 meses, no la disfrutaría, pero ¡estábamos totalmente equivocados!
 
Ha sido una experiencia preciosa, ver cómo les daba de comer, cómo los saludaba, cómo les tiraba besos, como los acariciaba, es impresionante el amor que desprenden los niños hacia algo desconocido, aunque también los adultos debemos trasmitirles calma y serenidad, para que no se asusten. (Yo lo siento, pero con los Emús, me era difícil mantener esa calma y tranquilidad por mucho que quisiera).
 
 
Deciros que la reserva es uno de los parques de animales más grande de Europa, donde conviven más de 1000 animales de 100 especies diferentes.
 
Puedes hacer el recorrido en tu propio coche o en un trenecito y tienes tres zonas donde puedes bajarte. Nosotros escogimos la opción del coche, nos pareció más cómoda, pues Tití es algo inquieto, y me daba miedo que fuese a tirarse del tren. Eso sí, en cada parada que hacíamos, después de ver a los animales, se iba corriendo a montarse en el tren, no había quien lo bajase, a la próxima tendremos que cogerlo  sí o sí.
 
Además dentro del parque puedes encontrar  zona de tiendas, cafetería, restaurante, parque infantil, merendero, lago con barquitas con forma de cisne (me quedé enamorada), un recinto con cabritas y tienen también dos espectáculos, uno de leones marinos y otro de aves rapaces. También tienen opción de alojarte en su hotel al estilo del oeste y junto antes de entrar también vimos una pista de karts y una tirolina.
 
Pues bien, a pesar de todas las opciones que había, nosotros hicimos el circuito de los animales, almorzamos en el restaurante, jugamos en el parque infantil  y visitamos a las cabritas.
 
Me hubiese gustado haber visto los espectáculos de leones marinos y aves rapaces…. Pero sobretodo habernos montado en esas barquitas con forma de cisne y haber dado una vueltecita por aquel precioso lago… De verdad que no exagero… ¡Parecía una escena sacada de un cuento!
 
 
Os dejo con algunos consejos de nuestra visita:
 
– Si viajas con un bebé como nosotros, intenta hacer el viaje a sus horas probables de siesta, nosotros salimos a las 11h y regresamos a las 16h, tardamos hora y cuarto en llegar y todo el camino dormidito.
 
– Puedes llevar zanahorias y pan duro para los animales, pero recuerda dejar algunas zanahorias para la zona de las jirafas, que no pueden comer otra cosa. Para los olvidadizos, también venden a la entrada y en la parada de las jirafas.
 
– No olvides el protector solar, agua fresca, y gorras, aunque parezca que va a hacer mal tiempo siempre puede abrir y morirte de calor.
 
– Una muda para el peque, yo le llevé unos pantalones cortos de algodón y le vinieron muy bien a medio día.
 
– Toallitas para los lametazos de los animales, que van llenos de amor… y de babas.
 
– Si almorzáis en el restaurante, deciros que disponen de microondas para calentar comida de bebés y tronas. La mejor zona: Conforme entráis dentro del restaurante, a la izquierda hay una sala de comedor con vistas al lago… precioso…
 
– También tenéis la opción del merendero, está muy bien acondicionado, bajo la sombra de los árboles. Seguramente cuando Tití sea más grande almorcemos allí. Además está junto al parque infantil, así que puedes tener a los peques controlados mientras comes.
 
Es probable que dejes cosas por hacer como nos pasó a nosotros, pero la cara de felicidad de vuestro pequeño con lo que hayáis podido ver será vuestro gran recuerdo, y además, ¡siempre os quedará volver!
 
Os dejo este video sobre nuestra visita, espero que os guste y os sirva como muestra de lo que encontraréis allí:
 
 
Ésta es la página web, por si queréis más información:
 
 

También deciros que como fan de María Montessori, se nos ocurrió hacer unas fichas con los animales, para ir mostrándoselas a Tití y que fuese relacionándolos, pero eso lo dejo para la siguiente publicación, así os lo explico mejor:

FICHAS DE ANIMALES Y JUEGO PARA LOS PEQUES

Espero que os haya gustado nuestra experiencia y que os animéis a ir con vuestros pequeñines, ya veréis que lo vais a disfrutar todos.
 
Un saludo a los papás y mamás que me leéis… y a vosotros Titís, ¡muchos besos!
 
 
Si te gustó... ¡Comparte! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

2 comentarios

  1. me encanta, me alegro que lo pasarais tan bien

Deja un comentario