Los imprescindibles del bebé

Estoy cansada de ver por internet una gran cantidad de artículos que hay de blogs enfocados a los papás y mamás refiriéndose a las “10, 15, 20 o 25 cosas imprescindibles que necesita tu bebé”, eso sin hablar de las listas que realizan las propias marcas…

 
Pues bien, hoy tengo una gran noticia que daros: 
 
Salvo pañales y ropa, un bebé no necesita ¡NADA!
 
¡Hay tantas cosas que tengo de Tití que no me sirvieron para nada! ¡Tantas!
 
Lo único que necesita tu bebé es tu cariño, tu tranquilidad, tu regazo, tu compañía, tu amor,… En definitiva, lo único que necesita tu bebé eres tú.
 
 
Pero también es cierto que algunas cosas nos pueden ayudar:
 
– Una mochila portabebés (ergonómica, eso sí, por favor), fular, bandolera, o cualquier otra cosa parecida, es donde más tranquilos van a estar, hay bebés a los que no les gustan los carritos, la mayoría, no os voy a engañar, pero es lo más normal, lo único que conocían hasta que nacieron era a su madre. Nosotros tuvimos un carrito… De exposición en nuestro salón…
 
– Bañera, pero no es necesario comprar el último modelo, ni las que tienen patas siquiera, con una sencilla que quepa dentro de vuestra bañera es más que suficiente (esto es importante, no os pase como a nosotros que al final sólo la usamos 6 meses, pues no nos dimos cuenta de que al quitarle las patas para poder meterla dentro…Ups! No cabe!) Veréiss como a partir de los 6 – 7 meses, que ya saben sentarse bien, lo único que quieren es salpicar, por lo que tendréis que bañarle agachados igualmente (a no ser que os gusten mucho los parques acuáticos). Aunque os animo a que probéis a bañaros con ellos, aunque sean pequeñitos, es muy placentero ver como se quedan de relajaditos al estar en contacto con vuestra piel.
 
– Bolsa o mochila cómoda para llevar sus cositas cuando salgáis.
 
– Y si viajáis en coche, un grupo 0 ó 0+1, hay muchas marcas en el mercado, pero os aconsejo que busquéis información sobre viajar a contra marcha, es mucho más seguro para los peques, creo que por Facebook podéis encontrar algún grupo para saber más.
 
¡Esto es todo! Veréis que no añado cuna, ni mini cuna, ni carrito, ni carrusel, ni hamaca, ni cojín de lactancia, ni trona, ni cremas (de esto os hablaré más extensamente en otro momento), ni nada… Tití tiene la mayoría de cosas con poco uso.
 
Pues sí, porque por más que se empeñaba Tití  en llorar para decirnos que no le gustaba nada de esto, más veces intentábamos nosotros usarlo… Menos mal que acabamos entendiendo lo que nos decía:
SÓLO QUIERO TETA, ESTAR CON MAMÁ Y QUE ME DEJÉIS TRANQUILO.
 
 
La cuna si es verdad que ahora que es un bebé grande la hemos tuneado para acoplarla a la cama, ¡necesitábamos espacio!
 
Así que ya sabéis, que no os mareen la cabeza con cosas, que no os hagan ver lo que no es, que hay mucha publicidad y muchos consejos por internet con trasfondo económico.
 
Esto que os escribo es desde mi más humilde experiencia como madre primeriza.
 
Espero que os sea de ayuda, suficientemente importante es lo que se nos avecina como para pensar en nada más.
 
Dulces sueños Titís… y a los papás, mamás y futuros papis que me leéis también.
 
P.D.: Para los futuros papis, enhorabuena por el embarazo y tened siempre en mente esto: HAGÁIS LO QUE HAGÁIS, SERÁ LO MEJOR PARA VUESTRO BEBÉ.
 
 
 
Si te gustó... ¡Comparte! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

2 comentarios

Deja un comentario