A Contra Marcha – Nuestra Experiencia

Quisiera contaros nuestra experiencia con las sillas a contra marcha que Tití ha tenido, en especial con su nueva silla Century de Klippan.

No os asustéis con la imagen principal, es una imagen del cuento favorito de Tití, vamos a tener que ir a hablar con los padres de Caillou… 

Durante el embarazo de Tití, me preguntaba porqué cuando compras un carrito, realmente compras 3 artículos: silla, capota y maxi cosi. En aquel momento, rara era la marca que no incluía la silla para el coche en el pack. 

Había leído multitud de información que desaconsejaba el uso de este tipo de sillitas, ya que eran peligrosas si se instalaban con prisas en el vehículo y totalmente desaconsejables para el uso diario como silla en el carrito, por los riesgos que conlleva para el bebé estar más de hora y media sentado en ella (podéis leer más aquí).

Buscando sillas para el coche, dimos con el grupo 0/1 Cybex Sirona, la más recomendada en su momento. Nos gustó por la posibilidad de reclinado, por poderse girar para introducir fácilmente al bebé en ella y porque nos serviría desde el nacimiento hasta los 4 años o 18 kg.

En este tiempo seguí buscando información, llegué hasta el grupo de Facebook A Contra Marcha Salva Vidas, conocí la historia de Gabriel el Vikingo y decidí que Tití viajaría a contra marcha en el coche el máximo tiempo posible. 

Lejos de cumplir con nuestras expectativas, Tití con 2 años y medio (13/14 kg aprox) ya no cabía en su silla.  

Por fortuna salió a la venta la nueva silla de Klippan: Century

Un grupo 1/2 que abarca a contra marcha hasta los 25 kg de peso, con el respaldo más alto del mercado, 4 posiciones de reclinado y que nos podría servir hasta los 7 años de edad. 

Simplemente… ¡Genial!

En nuestra ciudad no está disponible, así que nada más salió nos pusimos en contacto con la tienda Bam Bam decoración infantil ubicada en Sevilla, en la calle Cuna.

Que no os asuste su ubicación, ni el que se encuentre en una ciudad distinta a la vuestra, en Bam Bam saben lo que hacen, os voy a explicar como trabajan:

Primero te informan por teléfono de las sillas disponibles, al venir de fuera, puedes reservar una por si finalmente te la quedas. Concretamos 2 citas con ellos, una para comprarla y otra para montarla, el mismo día con 2 horas de diferencia. En nuestro caso reservamos dos sillas, pues teníamos un hándicap, nuestro coche es un Fiat Grande Punto. Con el gran respaldo de la Century no sabíamos si cabría en nuestro coche.

El día de la cita te dan mucha información, Arnout nos atendió amablemente y nos explicó todo lo que hay que saber sobre las sillas ACM, nos resolvió nuestras dudas, nos enseñó los modelos aconsejables para la edad y talla de Tití, quien pudo probar las sillas en la misma tienda y nos mostró cómo se instala la silla en el coche de una manera que difícilmente se nos olvidará… ¡Bravo por ti Arnout!

Después quedamos en un punto con la persona que nos va a instalar la silla en el coche, si tienes familia o amigos en Sevilla, puedes quedar allí para montarla, si no el técnico te aconseja algún lugar tranquilo en el que poder montarla. 

En nuestro caso el montador se llevó consigo los dos modelos que habíamos escogido, habiendo dejado abonada la Century, por si finalmente no cabía en el coche. Afortunadamente no fue así. 

Aquí la teneis, la silla Century de Klippan instalada en un Fiat Grande Punto:

Es cierto que el asiento del copiloto queda justo, pero para nada lo anula, si no podéis preguntarle a la tita Bibiana, quién hizo un viaje de tres horas y media con nosotros.

En la foto podéis verla con el tercer punto de reclinado, al llegar a nuestra ciudad nos dimos cuenta que se le caía la cabeza a Tití cuando dormía, así que con las indicaciones que nos dieron la volvimos a instalar con la reclinación máxima.

Es de agradecer la atención post venta de Bam Bam, pues nos llamaron unos días después para ver que tal nos iba con la silla y resolvernos las dudas que nos hubiesen surgido.

Después de 3 meses de uso, podemos deciros que estamos encantados con la silla Century, quien más lo está es Tití, que tiene suficiente espacio para moverse en ella, está cómodo cuando se queda dormido, se sube y se baja solo de ella y no para de decir que tiene una ¡silla de niño grande!

Hemos hecho varios viajes en este tiempo, el más largo a Sierra Nevada, y nos alegramos cada día de disponer de esta silla, por su seguridad, por la tranquilidad que nos da, por ver lo feliz que Tití va en ella… Aunque eso no quita que sigan sin gustarle los viajes en coche… 

Aquí os dejo más información sobre las Sillas A Contra Marcha, un artículo con datos que darán respuesta a vuestras dudas: Información ACM, o bien podéis llamar a Arnout, que seguro que os las resuelve encantado. 

También os dejo el listado de vehículos compatibles con la instalación de la silla Century de Klippan: Listado Vehículos Compatibles.

Esto es todo, espero que os sirva nuestra experiencia, ¡feliz semana!

Si te gustó... ¡Comparte! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario